Mi experiencia con el Botox siendo hombre.

Soy hombre casado de 48 años con tres hijos. En la consulta de Madrid de la Dra. Jiménez me han pedido que haga un testimonio sobre la experiencia del Botox en un hombre. Cuales son los motivos por los que me decidí, y porque he continuado con el tratamiento,siendo esta ya mi cuarta sesión.

¿El motivo para ponerme Botox, siendo hombre?

Mi mujer lo usa desde hace tiempo, y uno de las aspectos que más noto es la relajación de su cara y que está mas guapa y descansada cuando lleva botox. Parece más relajada. En este entorno, un día uno de mis hijos me preguntó, por que siempre parecía que estaba enfadado. La verdad es que no le dí importancia, pero poco a poco esta frase se repetía en mi interior. Me miraba en el espejo, y era cierto. Al cabo del tiempo, y después de ver los efectos del botox en la cara de mi mujer, tomé la decisión de ir a una clínica, fuera tabúes.

¿Por qué quería ponerme Botox en secreto?

No sé porque todavía tenemos los hombres ciertos perjuicios. En mi grupo de amigos, esto causaría cierto “revuelo”. Mejor no decir nada. Tampoco quise que se enterara mi mujer. Quería ver si ella iba a notar algo o no. Quería ver si alguien notaba algo.

¿Cómo busque una clínica para ponerme Botox para hombres?

Busqué por internet, y después de tres consultas en clínicas de estética, me decidí por la Dra. Jiménez. No se muy bien porque, pero me dio cierta confianza. Me gustan más las clínicas que tienen un nombre propio que las que son de una cadena o franquicia. Así por lo menos conozca la cara de la persona que me va a tratar. Y se su curriculum. Ahora no me arrepiento nada.

¿Cómo fue la primera consulta?

Fui a su consulta en Madrid. Tras una espera de aproximadamente 15 minutos y rellenar un documento de protección de datos, me pasaron con la Doctora. Me hizo una foto de cara y me explico cómo era el tratamiento. Fruncí el ceño varias veces. La Doctora dijo que ese movimiento se iba a limitar y en consecuencia parecer más relajado. Explico que el botox no es un relleno y lo que hace realmente es bloquear ciertos músculos. Me subirían un poco las cejas, pero no mucho, y que la arrugas de la frente se suavizarían. La primera vez me comento que sería más prudente con las cantidades, ya que quería ver el efecto en mi cara, y que si faltara un poco de corrección, me pondría un poco más en dos semanas. La primera vez, a las dos semanas me puso un pinchacito en el entrecejo, pero las otras veces que me puse botox, ya no hizo falta.

Me informó de los precios, y de las contraindicaciones.

El precio no era el más barato, ni el más caro, era de 390€. Una vez informado, con los precios, y habiendo leído el consentimiento (si lo lees entero creo que no te decidirías nunca), acudí a la consulta para las inyecciones. Allí la doctora me volvió a indicar las principales efectos que podía tener el botox. Una los efectos secundarios es la tosis palpebral. Se trata que durante unos días puede ser que el ojo parezca un poco más cerrado. Me dice que sólo sucede en casos raros, y que en unos días desaparece. A ella en sus años de experiencia, dice que ha tenido un par de casos en mujeres. ¡Uff, que miedo! Pero bueno ¿por qué me iba a pasar a mí?. Explicó que producto me iba a poner. La doctora me explicó que hay varias marcas, pero que ella desde su origen utiliza el Botóx de la marca de los laboratorios Allergan, que ha probado otros, pero es el que mejor resultado le ha dado.  Me comentó que sus efectos iban a durar de 4 a 6 meses.

Finalmente acepté el tratamiento. Una persona de su equipo me pasó un consentimiento que firmé, en el que se explicaban las consecuencias del tratamiento y que las aceptaba. En fin, ¡es el tratamiento estético médico que más se pone en todo el mundo!.

¿Cómo fue el tratamiento de Botox para hombres?

Me sentaron en la camilla, la doctora me hizo fruncir el ceño varias veces más de nuevo, y me marcó unos puntos en la zona superior de la cara. Me hicieron tumbar y prepararon una jeringa. En mi estado de nervios apenas noté nada de dolor. La doctora me iba pinchando en la frente, y yo notaba como unos picotazos. Eran como pellizcos/pinchazos que provocaban un dolor poco duradero. Me puso Botox por la zona de las cejas, un poco en la frente y también en el lateral de los ojos. Posteriormente me dió unas indicaciones de lo que no podía hacer y de lo que iba a pasar (no te puedes tumbar inmediatamente, y hasta los 8 o 10 días posteriores no hace efecto).

En este vídeo, puedes ver un tratamiento de Botox para hombre realizado en nuestra clínica:

 

¿Que sentí en los días posteriores al tratamiento de Botox para hombres?

Unos pequeños pinchacitos podían delatar el tratamiento, pero en apenas unas horas, desaparecieron. En mi casa ni se enteraron. La verdad es que la única sensación que noté en los días siguientes, cierta sensación de pesadez en mi frente, pero que no era muy molesta. No dije nada. A la semana esa sensación pasó, y apenas notas cambios. Si es verdad que no puedes fruncir mucho el ceño, y es difícil hacer arrugas con la frente. El cambio se produce tan extremadamente lento que integras tu imagen en la cabeza y apenas lo notas, pero sí notas algo. A las dos semanas del tratamiento vuelves a la clínica y la Doctora decide si necesitas más cantidad o no.

 

Botox en hombres antes y después, ¿funcionó el tratamiento?

 

Como ya he comentado, los efectos del tratamiento son muy lentos, pero el antes y el después del Botox, queda patente. Te das cuenta mejor, cuando la Doctora te enseña la foto que te hizo antes del tratamiento. Uf, ahí si te das cuenta del cambio. Tu lo notas en las arrugas del entrecejo, y en que al hacer ciertos gestos, tus arrugas no responden como antes. La gente no imagina lo que has hecho. Algunos que no te han visto en tiempo, te dicen que estás mejor, que pareces más relajado. Tu notas tu cara más alegre y en general, te sientes mejor. Finalmente le confesé a mi mujer que me hice el tratamiento. Ella me dijo que no se había dado cuenta, pero que se veía que tenía mucho mejor cara. Lo achacaba a que tenía menos estrés y que yo le decía que dormía mejor últimamente. La verdad es que ella se puso de buen humor y después me ha animado a que repita el tratamiento. En nuestra web, encontrarás más explicaciones sobre el tratamiento.

El problema llegó al 5º mes de la aplicación. Sin yo haber dicho nada a a nadie, mis compañeros de trabajo, me empezaron a decir que tenía mala cara. Que si no descansaba bien, que si me pasaba algo… Que os voy a contar. Llamé a la consulta, y me dijeron que sí que era normal y que al sexto mes, desaparecían los efectos del botox. Decidí no volver hasta 1 año siguiente y hacérmelo sólo una vez al año.

Si eres hombre, y quieres ponerte Botox, ¡anímate!  llama a la consulta  de la Doctora, ¡te lo recomiendo!

 

Vistabel (Botox estético de laboratorios Allergan): Cómo lucir una piel radiante y lisa. Botox para hombre.

Las inyecciones de Vistabel aseguran que los músculos de las arrugas estén paralizados de tres a nueve meses.

  • De esta manera, se ocultan o eliminan sus arrugas.
  • Su piel estará más lisa y resplandeciente.
  • Transcurridos de 4 a 6 meses podrá repetir el tratamiento.
  • El efecto del Botox se mantiene durante más tiempo una vez que el paciente se ha sometido a varios tratamientos.