Opinión no vinculante, ya que cada paciente es distinto y debe consultar con su médico su caso particular:
El Ministerio de Sanidad español en nota de prensa del 9 de enero de 2012 ha manifestado que:

“no existe ningún nexo que vincule las prótesis PIP con el desarrollo de tumores. Asimismo, se ha llegado a la conclusión de que no hay suficientes evidencias para recomendar de forma sistemática la extracción inmediata y preventiva.”

Por lo que afirma que sus recomendaciones siguen vigentes:

“no es necesaria la explantación salvo que exista rotura o síntomas mamarios que así lo aconsejen. Las portadoras de una prótesis PIP deben acudir a su cirujano, clínica o servicio médico donde se le realizó el implante para revisar el estado de las prótesis y decidir conjuntamente con el cirujano si es adecuado proceder a su extracción.”

igualmente continua diciendo que:

“reemplazará los implantes si la cirugía original fue realizada por el mismo, de acuerdo a sus protocolos clínicos en mujeres mastectomizadas (cirugía reparadora). Los reimplantes por cirugía estética no están en la cartera de servicios del SNS”

Nuestro criterio

Nosotros defendemos el principio de seguridad para todos los pacientes y que ha sido ya suscrito por los países afectados (Francia, Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos, etc.) y las Sociedades Científicas que velan por la salud en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (ISAPS, SECPRE, AECEP, SCPRECV, etc.) y que es este:
Todos los implantes mamarios PIP deben ser explantados a medio plazo.
Este criterio, que es el de países y sociedades científicas responsables, se basa en dos principios de seguridad médica fundamentales:

  • Porque no se debe mantener algo que está prohibido su uso por inaceptable para la implantología humana y que ya el Ministerio de Sanidad español reconocía así en nota de seguridad de 31 de marzo de 2010:

     “De acuerdo con el comunicado de las autoridades francesas, los implantes estaban siendo fabricados con un gel de silicona diferente del que había sido objeto de evaluación por el organismo notificado correspondiente, lo que pone en duda las garantías de estas prótesis.”

  • Porque retirar y sustituir un implante íntegro siempre es mucho más seguro para un paciente que esperar a que este se encuentre deteriorado.

Llegados esta situación, después de cerca de dos años desde que apareció la alerta, nosotros nos adherimos al criterio de las sociedades científicas en general y la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica en particular.
http://www.aecep.es/centro-de-prensa/103-situacion-protesis-mamarias-marca-pip-2012.html

Aclaración:

A través de la presente página se puede obtener información médica básica y general relativa a determinadas intervenciones de Cirugía Estética y Plástica que no tiene por qué ajustarse a su caso particular. El uso de esta para recabar dicha información no establece, en ningún caso, una relación médico-paciente ni provee de ningún tipo específico de recomendación o consejo.